MENU

Héroes Anónimos de una Pandemia Mundial

¿qué somos?, ¿qué estábamos haciendo y hacia dónde vamos?

Hay quienes dicen que se ha parado el mundo. Comercios, restaurantes, hoteles, empresas … Todos con el cartel de “cerrado por el COVID 19”. Confinados en nuestras casas para tratar de evitar la propagación de esta pandemia que ha sacudido el mundo de una forma tan inesperada.

Vecina de Huétor Tájar durante el confinamiento por el Covid19
©Alfonso Azaustre

El tiempo ha adquirido una dimensión diferente hasta el punto de que hay días en los que ni siquiera reparo en mirar el reloj. Lo que no ha parado es mi cabeza, siempre en continua ebullición pensando y tomando conciencia con la realidad de nuestra existencia, ¿qué somos?, ¿qué estábamos haciendo y hacia dónde vamos?.

Dolor. Eso es lo que siento, mucho dolor, cuando cada día escucho cómo nuestros mayores están sufriendo las peores consecuencias de este virus maldito. Muchos de ellos viendo el final de sus días de la manera más triste que jamás podríamos haber imaginado, y otros tantos, confinados en una soledad impuesta al ser la única manera de preservarlos y cuidarlos.

Imagen del Reportaje sobre la Dependencia Año 2019 en Huétor Tájar – Invita a la reflexión.
©Alfonso Azaustre

Aunque cientos de kilómetros me separan de mi madre, ahora no hay día en el que no hable con ella y le pregunte ¿Necesitas algo, mamá?. Y como siempre, con la mejor de sus sonrisas y su dulzura, me dice que no me preocupe. Necesito abrazarla, cogerle la mano, comérmela a besos y sentirla a mi lado. Necesito saber que en ningún momento se siente sola, porque no lo está. Necesito darle una mínima parte de lo que ella me ha dado.

El otro día me contó su emoción al encontrar bajo su puerta una nota manuscrita: “Somos tus vecinos, Pepe y María Rosa, para lo que necesites estamos en casa”. Y también me ha contado lo agradecida que está a sus vecinos del quinto porque cada día pasan por su puerta para recogerle la basura. Con todo su amor y como muestra de agradecimiento se ha pasado la mañana en la cocina para obsequiarlos con su receta estrella “las croquetas de la abuela María”.

Instante de una videollamada con mi Madre durante la cuarentena.
©Alfonso Azaustre

Me arrepiento de esas tantas veces en las que le dije “Mamá, ahora no puedo hablar, luego te llamo, estoy en una reunión o estoy muy agobiado y no puedo ir a verte”. ¡Cómo que no tenía tiempo!. Hemos estado ciegos y nos pasaba la vida sin dar prioridad a lo verdaderamente importante.

Pero a pesar de todo, y aunque este virus es horrible, también tiene una parte buena y es que nos está enseñando que el mundo está lleno de buenas personas. Me he dado cuenta de que igual que el virus se propaga, también lo hace la generosidad y bondad de las personas. Y he querido sumarme a ellos. He buscado a mi alrededor para ver a cuántas personas podía brindarles mi ayuda, al igual que lo hacen con ella. Es nuestra obligación ayudar a nuestros mayores y ofrecerles todo lo que ellos se merecen.

¡Cuánta buena gente estamos encontrando en esta difícil andadura!. Todos esos héroes que en la sombra, que no tienen premios ni medallas de reconocimiento, pero que se dejan la vida día tras día dando muestras de su mayor profesionalidad y generosidad.

Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Un tractor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Tractor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Agricultor de Huétor Tájar en las labores de desinfección del municipio.
©Alfonso Azaustre
Imagen para el recuerdo de agricultores de Huétor Tájar y la Policia Local , pandemia del Covid19
©Alfonso Azaustre

Ahora nos toca seguir dando ejemplo, quedarnos en casa, ayudando en la medida que nos lo permitan nuestras posibilidades. Todo esto pasará y deberemos mirar al futuro con esperanza y con la lección aprendida para contestar a esa pregunta inicial: ¿qué somos?, ¿qué estábamos haciendo y hacia dónde vamos?.

Los agricultores han decidido salvar vidas y aportar todo su esfuerzo en la labor de desinfección del pueblo de Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Un vecino de Huétor Tájar espera para entrar en unsa sucursal bancaria.
©Alfonso Azaustre

A todos nuestros sanitarios, cuidadores, personal de la limpieza, empleados de supermercados, agricultores, transportistas, cocineros, farmacéuticos, nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policías, Guardia Civil, bomberos y a tantos otros que hacéis posible que siga la rueda de la vida, quiero daros las GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. No esperáis nada a cambio, os exponéis al peligro de contagiaros a vosotros y a vuestras familias y a pesar de todo seguís en la primera línea de batalla luchando por la ciudadanía. Vuestra labor os honra y os retrata.

Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la entrada de Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Policia Local de Huétor Tájar en la dependencias del Ayuntamiento de Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Policia Local y Guradia Civil en controles conjuntos de la ciudadania.
Guardia Civil en Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Guardia Civil en Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Guardia Civil en Huétor Tájar en la labores de vigilancia de la ciudadania.
©Alfonso Azaustre
Agentes de La Guardia Civil haciendo controles de la ciudadania
©Alfonso Azaustre
Agentes de La Guardia Civil haciendo controles de la ciudadania junto a la Policia Local en Huétor Tájar
©Alfonso Azaustre
©Alfonso Azaustre
Vecina de Huétor Tájar durante su trabajo como enfermera en la UCI en Granada
Un vecino de Huétor Tájar trabaja en la confección de mascaras para donarlas.
©Alfonso Azaustre
Solidaridad en los vecinos de Huétor Tájar durante el confinamiento por el Covid19
©Alfonso Azaustre
Farmacia de Huétor Tájar
©Alfonso Azaustre
Trabjadoras de la Farmacia de Huétor Tájar
©Alfonso Azaustre
Muchos héroes anónimos siguen trabajando , panaderia artesana de Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Las panaderias siguen trabajando durante la pandemia por Covid19.
©Alfonso Azaustre
Panaderia Puli en Huétor Tájar .
©Alfonso Azaustre
Negocios de comida en Huétor Tájar siguen atendiendo en epoca de pandemia.
©Alfonso Azaustre
Los negocios de comida para llevar con muchas medidas de seguridad por el Covid19.
©Alfonso Azaustre
Muchos trabajadores siguen en sus puestos para atender a la población.
©Alfonso Azaustre
Un trabajador de limpieza de Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre

En momentos donde la economía va a tener un papel fundamental despues de toda esta pandemia a nivel mundial , los trabajadores del campo siguen produciendo para que haya productos frescos en los mercados.

Sin duda una gran labor de los pueblos rurales y sus agricultoroes, cooperativas de trabajadoras y trabajadores del esparrago en Huetor Tajar, los cuales siguen desafiando cada día a este virus y siguen trabajando ante una situación de mucha incertidumbre.

Trabajadora de Cooperataiva Cosafra en Huétor Tájar .
©Alfonso Azaustre
Trabajadora de Cooperataiva Cosafra en Huétor Tájar .
©Alfonso Azaustre
Agricultor durante la temporada de esparragos en Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Cooperativa Cosafra en Huétor Tájar .
©Alfonso Azaustre
Cooperativa Cosafra en Huétor Tájar .
©Alfonso Azaustre
Trabajadora de Cooperativa Cosafra en Huétor Tájar.
©Alfonso Azaustre
Operario de la Cooperativa Cosafra en Huétor Tájar terminando de embalar los esparragos para su distribución durante la pandemia del Covid19.
©Alfonso Azaustre
Trabajador de cooperativa agraria durante la temporada del esparrago en Huétor Tájar
©Alfonso Azaustre

No podía olvidarme de los mas pequeños, los niños que han demostrado que en un momento donde hay que ser ejemplar, donde cada gesto cuenta, ellos han elegido salvar vidas, ser unos auténticos Super Héroes, cuidando a sus abuelos, a sus papas, levantándose cada mañana con una sonrisa, sin preguntar, y entendiendo la situación que estamos viviendo desde el primer momento y dándonos una lección de vida a muchos adultos.

Para todos los niños del mundo va tambien nuestro reconomiento y nuestro aplauso …

Edu 9 años, durante el confinamiento por la pandemia del Covid19.
©Alfonso Azaustre

No me puedo olvidar de lo vecinos de Huetor Tajar, mi aplauso va tambien por todos ellos, por entender que estos momentos son de ayudar, de sumar, de proponer y sobre todo de solidarizarse con las personas mas vulnerables .

Gracias ¡¡

Despido estas líneas con música, compartiendo unas letras de una canción de Laura Pausini que dice así:

“Vas a salir a la calle
y comenzar desde cero,
y darte cuenta que nada y que nadie,
puede robarte el futuro”.

Por nuestros mayores y por todos esos héroes en la sombra ¡

Va por vosotros!.

¡Que suene la música, maestro!.

Comentarios

Un artículo extraordinario, como la situación en la que nos encontramos!! Besos para los, espero que estéis bien

Muchas gracias Toñi, la verdad es que son tiempos muy complicados pero sacan el lado mas humano de las personas.

Añade tu comentario

CERRAR